¿EL APOCALIPSIS DE LAS MALTAS ÚNICAS?

Los productores de whisky escocés están preocupados por la escasez de maltas únicas, y es que pese a sus esfuerzos para incrementar la producción, no hay suficiente whisky de ciertas edades, debido a su gran demanda y consumo.

Ante esta situación, los productores están pensando en deshacerse de los certificados de edad y combinar whiskies más jóvenes con maltas añejas. Esta estrategia no es nueva en el sector, ya que ocurrió algo parecido en lo que se conoció como La Gran Sequía del Bourbon, en 2014.

El Wall Street Journal publicó un artículo de Noah Rothbaum, experto en licores, donde aseguraba que, debido a tal demanda global, muchos productores de whisky escocés estaban reduciendo, o eliminando, la producción de sus ediciones con certificado de edad, como el Macallan 12 años o el Glenfiddich 18 años. La marca Laphroaig, por ejemplo, ha dicho que lo que queda de 12, 15 y 18 años será lo único que veremos añejo por un tiempo.

El añejamiento es importante, ya que le da al whisky su color y sabor característicos. Sin embargo, un whisky que ha pasado demasiado tiempo en la barrica puede arruinarse, si los sabores de la madera ahogan al licor y los componentes aromáticos del whisky se dispersan.

Los whiskies sin certificado de edad, que no son nada nuevo, han crecido en popularidad con lanzamientos como el nuevo Bowmore Mizunara o el Auchentoshan Virgin Oak. Se prevé, por tanto, que veremos un incremento en la oferta de estos whiskies durante este curso y el siguiente.

Master of Malt , retail y embotellador inglés, es quien tiene el record del whisky más añejo del mundo. Un ejemplar de 105 años de edad, destilado en 1906 en la destilería Aisla T’Orten en las Highlands escocesas.

– Spirits International

Muchas marcas han ido desplazando sus whiskies con certificado de edad poco a poco. Es importante saber que mayor edad, no equivale obligatoriamente a mayor calidad, aunque si a un mayor precio.

La posibilidad de mezclar estos componentes jóvenes con añejos, permite a las destilerías experimentar con sus productos, y poder aumentar el numero de productos con estas notas añejas, pese a que sea en un porcentaje menor.

Hay que recordar que el certificado de edad se refiere siempre al componente más joven de la mezcla. Por ello, estas combinaciones, pese a contar, por ejemplo, con partes de un 15 años, tiene que prescindir de tal certificado si cuenta con whiskies jóvenes.

Desde que la industria creó el concepto de certificados de edad, y entrenó a sus consumidores para valorar el concepto, ha habido un debate sobre si la misma industria será capaz de promover un nuevo enfoque.

En cualquier caso, desde Spirits International, te recomendamos que, si eres una persona apasionada de los clásicos y de las ediciones añejas, comiences a acumular tu género (o quizás todo esto sea una gran estrategia de marketing para hacer justo eso).

Estas son las previsiones del sector, veamos si el tiempo les da la razón.

Salud.

No Comments

Post A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.