PRINCIPALES REGIONES Y PRODUCTORES DE WHISKY (I)

El whisky, o whiskey, dependiendo de su lugar de origen, es un destilado con mucha historia y tradición, en el que dependiendo de cada sitio tendrá unas particularidades u otras. Escocia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá o Japón, son algunos de los países que mejor trabajan el destilado dorado.

Dentro de las Islas Británicas, encontramos dos de los más grandes productores de whisky. Escocia, el probablemente más importante de todos, con varias regiones muy distinguidas, e Irlanda, que pese a no vivir los momentos de gloria del pasado, sigue trabajando muy bien.

Vamos a ver las cualidades más características de cada país, o en este caso, de cada región, para ayudar a conocerlos y distinguirlos mejor.

ESCOCIA

Escocia tiene, sin lugar a dudas, la mayor tradición y cantidad de destilerías activas de whisky del mundo. Dentro de Escocia, se distinguen varias regiones, que históricamente se han caracterizado por una serie de factores comunes dentro de cada zona.

Aunque hoy en día, con la globalización, las diferencias entre los whiskies de cada región son menores, siguen existiendo ciertas particularidades en cada una de las regiones.

Lowlands

The Lowlands, o las tierras bajas, son la parte de Escocia más al sur, por debajo de la imaginaria línea divisoria que parte Escocia en prácticamente dos mitades. Los whiskys de Lowlands tienen la reputación de ser bastante ligeros y agradables. A diferencia de otras regiones escocesas, el whisky en esta zona suele procesarse por triple destilación, algo no muy usual en Escocia.

Un factor muy importante es el clima y la temperatura, que al ser más suave y menos extremo, mejora las condiciones para el almacenamiento. En la crisis del whisky del siglo XX, las destilerías de Lowlands fueron especialmente afectadas, debido a que su sabor suave era para muchos consumidores de whisky demasiado similares a las mezclas más baratas.

Las maltas más jóvenes de esta zona pese a ser suaves, suelen evolucionar muy bien en el añejamiento, hasta convertirse en whiskies increíblemente complejos.

Ejemplos: Auchentoshan, St. Magdalene o Glenkinchie

Highlands

The Highlands, o las tierras altas, se encuentran no solo por encima The Lowlands en el mapa escocés, si no también en cuanto a reputación y reconocimiento. Gran parte de las destilerías de whisky escocés se pueden encontrar aquí. El área a lo largo del río Spey tiene una concentración excepcional de destilerías, el llamado Speyside, que generalmente se trata como una región separada.

Los whiskys de las Highlands son, por normal general, más complejos que los de Lowlands. Algunas destilerías usan un poco de turba para su malteado, pero otras prefieren un sabor “más limpio”, dependiendo del propio carácter de la destilería. En cualquier caso suelen ser algo florales, y más ahumados pero menos dulces que los del sur.

Ejemplos: Royal Lochnagar, Glenmorangie o Clynelish

Speyside

Como acabamos de mencionar, dentro del area que baña el río Spey encontramos la mayor concentración de destilerías de Escocia. Tradicionalmente, se ha creado un ambiente alrededor del amor por el whisky, en el que se han desarrollado grandes marcas del mundo del whisky.

Las destilerías de Speyside se han ganado una reputación histórica por el uso extensivo de barriles de jerez viejos para la maduración de sus whiskies. Algunas de las marcas son de las más reconocidas por los consumidores en todo el mundo, y su estilo tiende hacia lo dulce, afrutado y suave.

Ejemplos: Macallan, Cardhu, Glenfiddich o Glenfarclas

Islands

En las Islas Escocesas también hay un buen número de destilerías. Aquí, la turba era el combustible común, ya que estaba disponible en abundancia. Las destilerías usan diferentes niveles de turba, por lo que hay un cierto ancho de banda en los caracteres del whisky, pero siempre tendiendo a un toque ahumado y floral.

Otra diferencia con los whiskies del continente escocés es la influencia costera, como se podría llamar. Muchas notas de cata hablan de sal, algas marinas y yodo.

Ejemplos: Talisker, Jura o Highland Park

Islay

Al igual que Speyside, Islay es una región muy pequeña, con 7 destilerías activas en la isla. La mayoría de las destilerías de Islay, al oeste de Escocia, llevan el “carácter de la isla” al extremo. En Islay se producen las maltas intensamente “peladas”, con un sabor ahumado, y un aroma yodado o salino, muy característico, que los hace completamente diferentes de casi todos los whisky producidos en el continente.

Debido a su carácter único, el whisky Islay tiene una gran cantidad de seguidores, pero también disgustan a aquellos que prefieren una variedades más suaves.

Ejemplos: Bowmore, Laphroaig o Lagavulin

IRLANDA

Aunque se dice que Irlanda es el origen del whisky, o whiskey como se escribe allí, hoy en día no queda gran parte de aquella gloria pasada. Aunque hay muchas marcas disponibles, casi todas provienen de un puñado de destilerías.

Los blended son bastante comunes en Irlanda y los single malt son una excepción. Una especialidad típica irlandesa es el Pure Pot Still, que está hecho de una mezcla de cebada malteada y sin maltear.

La mayoría del whiskey irlandés se destila tres veces, lo que le da un carácter más suave, similar al de los whiskys escoceses de Lowlands.

Ejemplos: Bushmills o Jameson

Larga vida a los productores de este bendito destilado.

Y salud a todos!

No Comments

Post A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.